Las cosas que no son. Los aforistas y Dios


“Hablar sobre Dios es presuntuoso, 
no hablar de Dios es imbécil”

(N. Gómez Dávila)

Si alguna instancia ha acompañado a la especie humana desde los orígenes de los tiempos es, precisamente, la sagrada,  coetánea –según documentan los antropológos– de la preocupación por la muerte y de la subsiguiente necesidad de otorgar un sentido a nuestra existencia. La dificultad de coronar esta última tarea de manera plenamente satisfactoria es la que habría motivado la pregunta por Dios y, de manera casi simultánea, la imposición de su “existencia” como epítome de un absoluto que, en la relativa vida humana (y salvo episódicos raptos efímeros, como los que experimentamos en el arte o en el sexo) , parece no encontrar un espacio en las horas de los días.

No es preciso insistir mucho en ello. Dios ha caminado de la mano de la humanidad desde la cuna: no existe una civilización, un personaje histórico, ni siquiera un individuo de a pie, famélico y anónimo, que no haya tenido que resolver, en algún momento de su existencia, singular o colectiva, la cuestión acerca de su relación con lo divino. En los libros figuran documentadas las distintas respuestas que se han implementado a lo largo de los siglos a esta acuciante pregunta, siempre sin resolver.

En Las cosas que no son. Los aforistas y Dios se reúnen aforismos de Gabriel Insausti, Gregorio Luri, Ander Mayora, Jesús Cotta, José Manuel Camacho Vázquez, Juan Kruz Igerabide, Enrique García-Máiquez y Felix Trull, así como un somero repaso acerca de los aforistas que han abordado esta figura en sus letras más breves: Pascal, Joubert, Gómez Dávila, Camón Aznar y Ortiz-Osés.


¿Que si creo en Dios? Desde luego, creo que existe o no más allá de que yo crea en él o no.

(Gabriel Insausti)

*

¿Y si solamente ante Dios pudiéramos tener una imagen completa de nosotros mismos?

(Gregorio Luri)

*

Puedo creer en Dios sin creer en mí, pero no puedo creer en mí sin creer en Dios.

(Jesús Cotta)

*

La existencia es un dolor mortal. Dios es un goce eterno. Así que, en efecto, Dios no "existe".

(Felix Trull)

*

Uno debe decidir entre sus garabatos mentales y la caligrafía de Dios.

(Ander Mayora)

*

Dios nos ve siempre desde lejos, exactamente haciendo equilibrios sobre la fina línea del horizonte.

(Enrique García-Máiquez)

*

Una amplitud sin mesuras: eso es Dios o el amor.

(José Manuel Camacho Vázquez)

*

Ser ateo es otra manera de creer; el ateo cree en no-Dios.

(Juan Kruz Igerabide)

_______________


AA.VV.
Las cosas que no son. Los aforistas y Dios
Formato: 17 x 12 cm. 50 págs.

¡OFERTA! 5€ con el envío gratis
Sólo hasta el 30 de septiembre